viernes, 19 de octubre de 2007

"El baño del Papa" quiere un Oscar

La película filmada en Melo hace historia

CUANDO MUCHOS TODAVÍA TENEMOS EN NUESTRAS RETINAS GRABADAS LAS IMÁGENES DE LA PELÍCULA DEL DIRECTOR MELENSE ENRIQUE FERNÁNDEZ, LA MISMA RECIENTEMENTE ACABA DE SER PREMIADA EN EL FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN Y YA SE APRONTA PARA LUCHAR POR UN OSCAR COMO MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA.

El film “El baño del Papa” representará a nuestro país en la contienda previa que la Academia de Hollywood marca para el Oscar a Mejor Film Extranjero. Esta importante posibilidad para la película que ha acercado a grandes cantidades de uruguayos a nuestras salas de cine se conoció desde el propio Festival de Cine de San Sebastián, en donde se hizo presente una numerosa delegación celeste.
La elección de la misma para que procure un lugar en la terna final que luchará por el Oscar se basó en la consulta efectuada a tres figuras de Cinemateca Uruguaya, la Asociación de Críticos y la Asociación de Productores Cinematográficos del Uruguay.

Ganó el premio "Horizontes" y 35.000 euros

Vale decir que el Festival de Cine de San Sebastián, además de servir para poner a la película filmada en Melo y Montevideo en el camino de los Oscars, también sirvió para que la misma fuera galardonada con el premio "Horizontes", de la sección Horizontes Latinos, acompañado de 35.000 euros, de los cuales 10.000 están destinados a los directores Enrique Fernández y César Charlone y 25.000 a su importador en España, lo cual garantizará su exhibición en cines españoles.
Lo valioso de esta prestigiosa distinción, es que la película uruguaya la obtuvo frente a otras 17 cintas competidoras en la misma selección, en la que se ubican solamente films latinoamericanos no estrenadas en España.
El futuro inmediato de “El baño del Papa” no mira sólo a los premios Oscar – con su majestuosa ceremonia que será el 24 de febrero de 2008 -, sino que mira a la brevedad la entrega de los premios Goya, en enero próximo, donde disputará el primer puesto en la categoría Mejor Película Extranjera hablada en castellano.


Lideró la taquilla en Setiembre
Está claro que por las fibras íntimas que a los de estas tierras nos movilizó esta película, la misma se exhibió en la sala de la Sociedad Agropecuaria a sala llena mientras estuvo en cartelera.
Sin embargo, el gran mérito en cuanto al público que se acercó a ver “El baño del Papa”, pasa por repasar los datos que arrojó la taquilla de los cines montevideanos en el pasado mes de setiembre.
Así se puede apreciar que seis semanas después de su estreno, la película dirigida por Fernández y César Charlone mantenía aún su liderazgo en la preferencia del público capitalino, con por ejemplo 3 mil entradas vendidas entre las funciones del viernes al domingo de uno de sus últimos fines de semana en cartelera.
Así, la gran película uruguaya del 2007 superó los 50.000 mil espectadores desde su estreno en Montevideo, dato sumamente halagador para sus productores, más que nada si se tiene en cuenta que grandes filmes taquilleros como “El Hombre Araña 3” – que se estrenó en mayo -, terminaron con 80 mil espectadores, siendo rodeados de una gran promoción y expectativa a nivel internacional.


El secreto del éxito
Sobre las razones que están llevando a esta película uruguaya - que tanto ha significado para los melenses – al éxito no solamente en nuestras salas, sino que también en diferentes y exigentes públicos internacionales, consultamos a José Arce, uno de los actores amateurs que participó de el proceso de filmación de “El baño del Papa”:
“Es por mostrar como vivía esa gente, su sacrificios y esfuerzo. ¡Mirá que no era fácil pasar por todas esas cosas! Después, decir que se ve también parte de la cultura de este pueblo cuando su gente se pensaba enriquecer por la llegada de alguien, en un solo día. Ahí no ves ficción, ves la pura realidad, los seres humanos sin trucos ni maquillajes. Yo por ejemplo le explicaba a una persona, que el sudor que nos veían al andar en las bicicletas era real, porque nos hacían subir y bajar quizás unas 14 veces un repecho para que los gestos que hiciéramos los actores fueran verídicos. Y ese sacrificio muestra el sacrificio de la gente en 1988”.