sábado, 25 de agosto de 2007

Un Sí a la vida … fuerte y claro

"Propuestas" sigue haciendo camino; con la manifiesta avidez de nuestra gente por un tipo de publicación "que necesitaba el departamento" según varios nos han expresado, con la satisfacción de diariamente encontrarnos con gente - sean conocidos personales o no - que nos sugiere temas o aportes para la revista, lo cual nos llena de alegría, porque no hace más que demostrarnos que de a poco, van sintiendo que esta aventura entintada también es la aventura de todos.

Para esta edición de agosto, hacemos un paréntesis en el tratamiento de aspectos vinculados a la educación, los cuales iniciamos en el mes anterior y aún tenemos varios aportes que estamos organizando para compartirlos con ustedes, para así seguir tratando un tema que escapa a alguna institución de enseñanza en particular y en donde la sociedad toda es culpable de sus deficiencias, más allá de la pujanza de muchos hombres y mujeres que diariamente la luchan como autoridades, profesores o incluso padres.

En este mes, juntamos aportes muy diversos, con testimonios de melenses que han andado bastante lejos de nuestras fronteras - en Bolivia, Australia y Cuba -, y por ejemplo, con el destaque para melenses que dieron mucho más de lo que se podía esperar de ellos en "El Baño del Papa", una película que más allá de todas las reacciones distintas que ha generado, es innegable que deja muy bien parados a nuestros recursos humanos locales, que fueron parte viva y vital de la historia que se vio en pantalla.

Más allá de estos contenidos, lo principal que les quiere transmitir esta edición de agosto, es un Sí bien grande a la vida, con un fuerte enfoque sobre el aborto, en momentos en que algunos grupos sociales y políticos quieren llevar a plebiscito la despenalización del mismo, y en donde el derecho a la vida parece estar sentado en un rincón esperando por sí lo consultan en algo.

También, les ofrecemos el testimonio de Silvia, años después de sobrevivir a dos derrames cerebrales, animándose a contar su increíble vivencia, para contagiarnos a todos de su fe, de sus ganas de vivir y dándonos elementos para afrontar de otra forma lo que a veces es inevitable.

Es además, un Sí a la vida, una iniciativa tan acertada como la de desarrollar un taller de teatro en nuestra cárcel departamental, procurando dignificar la vida de las personas que deben cumplir sus penas allí, para darles las alas de esperanza y libertad necesarias para dar crédito a la tan mencionada rehabilitación de los reclusos, tan necesaria para ellos como para la sociedad toda.

Por último, terminar destacando el espacio cada vez mayor que un joven artista que está en nuestro medio va ganando a través de nuestras páginas: el dibujante Alejandro Melo, que no deja de asombrarnos con el duende que tiene en sus manos para ilustrar con la magia que lo hace, para así brindarnos este mes una nueva sección que esperemos que sea del agrado de todos y nos de un poco de calor y alegría en este frío invierno.

Que así sea.

Juan Pablo Sánchez

Director

No hay comentarios.: