viernes, 19 de octubre de 2007

Columna del Dr. Norberto Borba

Un enemigo de la libertad: la irresponsabilidad.

La libertad lleva implícito el concepto de responsabilidad, es por eso que es más difícil y/o complejo el funcionamiento de las sociedades libres. El responder por nuestros actos, el demostrar las razones, al igual que un puzzle el poder articular estas razones permite dialogar y escuchar, esto hace de un hombre un ser libre.
Si bien es cierto que las sociedades democráticas son complejas es debido a que deben funcionar en libertad y no en consensos o unanimidades forzadas y para esto hay una base de funcionamiento común que son las leyes que garantizan los derechos , las obligaciones pero que articulan muchas realidades diferentes y muchas veces debemos convivir con actos que no aprobamos.
En este punto la tolerancia juega un gran rol para el desarrollo de una sociedad, donde aquello que no esta prohibido por la ley se puede hacer, aunque yo pueda no aprobar estos actos, si puedo criticarlo pero no debo reprimirlo para imponer mi voluntad, si puedo cambiar la realidad dentro de las reglas de juego de la democracia y cuidando de no generar la opresión de las mayorías.
Pero recordemos que tolerar no significa aprobar.
Y bien, ¿Cómo juega la irresponsabilidad?
Unas de las cosas mas comunes es transferir responsabilidades propias, yo no fui, fueron las circunstancias, el sistema y al final alguien deja de ser responsable por sus actos.
Otra posibilidad es la irresponsabilidad burocrática donde en las instituciones y/u organizaciones nadie es responsable y se pierde en las jerarquías y muchas veces esta no acarrea acciones efectivas, hagamos memoria de algún ejemplo vivido.
Los casos de los fanáticos donde se creen dueños de una verdad total, así como el que todo lo espera del estado y se sienta a esperar. Estas conductas impiden el desarrollo de una sociedad y genera daño propio y ajeno menoscabando la libertad.
El caso es que todos tenemos que hacer una revisión de lo que actuamos y muchas veces nosotros tenemos las llaves en nuestras manos y no hacemos el correcto uso de la libertad.
Cuando no ejercemos estas facultades , cuando no respetamos nuestros compromisos, cuando somos apáticos y/o indolentes , cuando creemos mas en la influencia, el engaño o la trampa como clave del éxito condenamos nuestra sociedad al subdesarrollo y lo que es peor somos cada ves menos libres y mas irresponsables.
Recordemos ejemplos de esta tan nuestra y querida tierra, rescatemos los valores de tantos hombres que hicieron este país, corrigiendo injusticias, creando marcos legales, respetando, tolerando diferentes opiniones o es que desconocemos nuestra propia historia.
Solo en el reencuentro con los valores, la familia, la responsabilidad y el correcto juicio seremos mas libres.

Dr. Norberto Borba

No hay comentarios.: